esMontañas contraria a la imposición de nuevos gravámenes a actividades como la caza o el esquí

esMontañas contraria a la imposición de nuevos gravámenes a actividades como la caza o el esquí

Tras las últimas informaciones publicadas la Asociación Española de Municipios de Montaña-esMontañas se ha manifestado hoy totalmente en contra de la imposición de nuevos impuestos a actividades como la cinegética o el esquí que se desarrollan en el mundo rural y son factor básico de las economías de estas zonas

Las razones son múltiples”, ha explicado el presidente de esMontañas, Francesc Boya, “en primer lugar, porque estas actividades ya tienen sus cargas impositivas correspondientes, y en el segundo lugar, porque estas dos actividades son el pilar de muchas economías de montaña que ya subsisten en unas condiciones muy precarias”.

Boya ha acusado a los ecologistas de no tener una visión realista del mundo rural y ha pedido a estos colectivos que hablen con las asociaciones de municipios e instituciones representativas para tomar consciencia de las problemáticas del mundo rural y obtener así una visión más realista de la situación que vive el 70% del territorio español.

esMontañas ya ha manifestado en ocasiones anteriores que España tiene un grave problema de despoblación y desertización de su mundo rural, con los porcentajes más altos de Europa en territorios que están por debajo de los 12 Habitantes por km2, exactamente el 52% de su geografía y 19 de sus provincias están entre los territorios más despoblados de Europa. “La despoblación es uno de los problemas más graves que afecta a nuestro país” señalaba Boya “Frente a esta situaciónel mundo rural no necesita más fiscalidad sino todo lo contrario, necesita desfiscalización y desburocratización. Es imprescindible generar economías sostenibles social y ambientalmente para mantener y recuperar población y para ello la fiscalidad es un factor clave”.

Además, ha añadido Boya, que ha afirmado no ser cazador que “hay que aplicar el sentido común, y en el caso de la actividad cinegética se produce un efecto positivo para la economía de muchos pueblos y con ella se controlan especies que generan graves problemas a la agricultura y en las zonas urbanas, como sucede en algunas ciudades que se ven obligadas a mandar funcionarios a matar jabalíes” y añadía “Por tanto, lo más razonable es entender que en el mundo rural existen unos equilibrios que deben perdurar para hacer viable la gestión del territorio y para ello, las administraciones del Estado y las Comunidades Autónomas deben dialogar con los representantes del mundo rural

esMontañas defiende que el futuro de la sostenibilidad del planeta, pasa por evitar el abandono del mundo rural y para ello es necesario establecer una agenda rural que permita dar viabilidad a los pueblos y mantener las agriculturas sostenibles, las actividades forestales, imprescindibles para evitar los incendios y las actividades como la ganadería extensiva que tiene efectos muy beneficiosos para la gestión de los sotobosques.

Por todo ello, Boya, ha reivindicado una vez más, un gran pacto de estado en favor de la ruralidad y de la cohesión territorial.

Posted on