Morella, Capital de los Pueblos de Montaña, una belleza para descubrir

Morella, Capital de los Pueblos de Montaña, una belleza para descubrir

Incluida en la guía oficial de Los Pueblos bonitos de España, Morella se presenta ante su visitante como un lugar fascinante, donde sus más de dos kilómetros de muralla centenaria con seis puertas y su castillo sobrecogen a aquellos que la visitan.

Este pueblo de montaña de la provincia de Castellón está situado a sólo 60 kilómetros del mar, y cada año atrae a miles de turistas. Todas estas características han hecho de ella que sea idónea para convertirse en la primera Capital de los Pueblos de Montaña de la Asociación EsMontañas, al estar situada en una zona de interior donde la despoblación rural es más que evidente. La decisión se tomó en el Congreso celebrado en la ciudad de los Puertos el pasado mes de octubre, decisión que contó con el apoyo de la Diputación de Castellón, la Generalitat Valenciana y la Federación Valenciana de Municipios de Montaña.

Así, Morella es la encargada durante este año 2019 de liderar todas las iniciativas que impulsa EsMontañas y establecer un escenario físico desde donde estructurar el discurso y concentrar las reflexiones de las zonas rurales y de montaña.

En 1963 esta imponente ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico actualmente trabaja para su reconocimiento por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. A sólo 6 kilómetros del centro histórico se encuentran las pinturas rupestres de Morella la Vella, un conjunto que sí ha sido ya declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Morella es la encargada de liderar todas las iniciativas que impulsa EsMontañas 

“La ciudad, rodeada de murallas y construida sobre una montaña hace que ofrezca una visión muy particular, muy diferente a otros posibles pueblos de montaña”, comenta Amparo Quesada, técnico de turismo de su Ayuntamiento. “Nosotros creemos que trabajar en red da mucha más fuerza y visibilidad a los proyectos, por ello no dudamos en pertenecer a EsMontañas”, añade.

Su casco urbano del siglo XIV, las salas del consejo y de justicia de su ayuntamiento, del siglo XV, o su iglesia de Santa María la Mayor son otros de los muchos tesoros que esconde esta localidad.

La economía de Morella no sólo se basa en el turismo, sino que también adquiere fuerza la agricultura y la ganadería.

Su último logro ha recaído sobre su oficina de turismo, que ha obtenido la máxima puntuación de calidad turística que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española.

 

Posted on